Implante encapsulado

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

Los implantes mamarios son una forma de cirugía plástica destinada a aumentar el tamaño de los pechos. Durante el procedimiento se insertan quirúrgicamente unas bolsas llenas de silicona o de una solución salina entre los tejidos mamarios y los músculos pectorales. Después de la inserción, se cosen las incisiones con puntos de sutura. La paciente debe hacer reposo con la finalidad de permitir que su cuerpo se recupere correctamente.

Imagen de implante encapsulado

Una vez que las cicatrices quirúrgicas han sanado adecuadamente, existen algunas complicaciones con los implantes mamarios que se debe tener en cuenta. La condición conocida como contractura capsular o encapsulación de la mama, se produce cuando el cuerpo crea un tejido endurecido rodeando el implante. El tejido endurecido comienza a encapsular el implante mamario, ejerciendo presión sobre él hasta que el pecho se vuelve extraordinariamente firme, desfigurado o doloroso.

¿Cómo puedes saber si tus implantes mamarios están encapsulados?

Lo primero es determinar si tienes un mayor riesgo de desarrollar una encapsulación de mama. Aunque las causas del implante encapsulado no se conocen del todo, hay factores de riesgo que están asociados con su desarrollo. Entre estos podemos incluir: el tabaquismo, haber experimentado un trauma en el seno, la infección bacteriana del tejido mamario después de la radioterapia quirúrgica, el cáncer de mama y ​​la acumulación de agua o de sangre en el tejido mamario. Por supuesto, no puedes tener un implante encapsulado a menos que te hayas sometido a una cirugía de implantes mamarios.

Evalúa tus síntomas para el implante encapsulado. El síntoma más común es un gradual endurecimiento de uno o de ambos senos. Entre otros síntomas se incluyen dolor experimentado en uno o en ambos senos y una distorsión en la forma de la mama.

La gravedad del implante encapsulado se mide a través del Sistema de Calificaciones de Baker dependiendo del grado de los síntomas. El sistema de clasificación de Baker se basa en una escala del uno al cuatro:

  • En el grado uno de la escala se incluyen los pechos que se ven y se notan al tacto completamente normales.
  • El segundo grado es cuando el pecho se nota un poco duro, pero parece totalmente normal.
  • El grado tres es cuando la mama es firme y aparece visualmente distorsionada en su forma o posición.
  • El grado más severo del implante encapsulado es el cuarto, que se caracteriza por una sensación muy rara en la mama y la presencia de muy notables distorsiones en su forma y posición.

Artículos relacionados con Implante encapsulado