Implantes de glúteos

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

La cirugía estética no ha cesado en su innovación y sin duda la última moda son los implantes de glúteos o gluteoplastia con implantes, muy demandados tanto por el género femenino como masculino.

Generalmente muchos pacientes se someten a esta cirugía estética a causa de glúteos caídos o flácidos y así poder lucir una figura moldeada, favorecedora y sin complejos.

Implantes de glúteos

A pesar de ser la remodelación de glúteos conocida y practicada desde los años 60, gracias a avances en la técnica y la seguridad del implante, el aluvión de demanda aumenta abundantemente hace algo más de 10 años. No obstante, se desaconseja permitir esta intervención a menores de edad.

Hoy en día los implantes de glúteos se elaboran rellenando una envoltura de gran resistencia con gel de silicona cohesivo consistente. Estas prótesis también son lo más actual en implantes pectorales masculinos. Aun siendo posible la necesidad de un cambio de prótesis, en un principio su durabilidad es para toda la vida. La intervención, realizada con anestesia total o epidural, suele durar unas dos horas y la recuperación alrededor de un mes. Ya cicatrizadas las incisuras apenas se aprecian marcas ya que se encuentran en la parte interna de los glúteos y escondidas entre ambas nalgas.

En qué consiste el implante de glúteos

Es un procedimiento quirúrgico que define o aumenta el tamaño y la forma la zona de la nalga.

La zona de los glúteos es una zona difícil de modificar o ampliar aunque sigas una dieta estricta y un entrenamiento específico. Las personas que desean aumentar, levantar y dar forma a los potos (cada una de las partes carnosas y redondeadas situadas en la parte más baja de la espalda), pueden elegir entre una gran variedad de implantes de glúteos. La decisión de la forma y el tamaño de los implantes se realiza en función a los deseos individuales de cada persona y su tipo de cuerpo en general. Normalmente es el cirujano quien guía al paciente sobre el tipo de implante gracias a su experiencia personal. Los implantes de glúteos son muy suaves, están hechos de silicona sólida y se diferencian completamente de los implantes mamarios, que son más blandos ya que son bolsas llenas de líquido.

En general, cualquier persona en condiciones físicas normales o que disfrute de buena salud puede ser un buen candidato para someterse a la cirugía de aumento de glúteos.

Cirugía general

Se colocan en la zona de los glúteos a través de una incisión única por debajo del coxis. Se deben poner siempre buscando la forma más natural posible para que consiga tener un efecto cosmético óptimo.

Como se trata de una zona del cuerpo que se necesita para caminar, sentarse y tantos otros movimientos, los pacientes pueden experimentar más dolor durante el período de recuperación que en las recuperaciones de otros procedimientos comunes de cirugía estética. El tiempo de recuperación de la cirugía es generalmente más largo de lo normal. Se recetan medicamentos para ayudar a soportar el dolor y la incomodidad que estos implantes en un momento inicial pueden causar.

Aproximadamente después de unos 5-7 días el paciente será capaz de levantarse y hacer otros movimientos como caminar y estar sentado más cómodamente.

En general, el procedimiento no provoca mucha inflamación ni moretones, por este motivo, los resultados del aumento de glúteos pueden verse muy pronto después de la cirugía. Un mes después de la colocación de los implantes, el paciente ya puede realizar actividades físicas.

Los riesgos de la cirugía pueden incluir: infección, hemorragia, daño muscular y/o nervioso, descolgamiento y asimetría.

Procedimiento del implante de glúteos

La cirugía se lleva a cabo con el paciente dormido (bajo anestesia general). Se realiza una incisión de 5 a 7 centímetros entre las nalgas. A través de esta incisión el músculo de la nalga (glúteo mayor) se levanta y se crea un bolsillo lo suficientemente grande para colocar el implante. El implante se inserta en el bolsillo. Se realiza la misma operación en el lado opuesto. El cirujano examina cuidadosamente ambas partes con la finalidad de asegurarse que los resultados tienen un aspecto natural y simétrico. Se cosen las incisiones de la piel con unas suturas absorbibles y después se coloca un vendaje de compresión que sujeta la zona ayudando a reducir la molestia y la hinchazón de las nalgas. El paciente recibe el alta médica a las dos horas de la operación. Puede sentirse muy incómodo durante los primeros días. Es difícil que la persona operada encuentre una postura en la que pueda sentirse cómoda y es importante que no se quede sola, sobretodo durante la noche y los primeros días después de la operación, ya que necesitará ayuda para salir de la cama, preparar la comida, etc.

El vendaje compresor se quita generalmente dos o tres días después de la cirugía. En este momento el paciente ya puede ducharse y comenzar a moverse con más normalidad. Los resultados se pueden ver de inmediato, pero los glúteos tendrán un aspecto más natural al cabo de unos meses, cuando el músculo se estire y la piel se recupere su suavidad.

El paciente podrá llevar a cabo actividades físicas como ir al gimnasio, montar en bicicleta y correr al mes siguiente de la cirugía. La persona puede necesitar de seis a ocho meses para acostumbrarse a las prótesis y notarlas como si fueran parte de su cuerpo. Después de este periodo el paciente puede hasta olvidarse que no son suyos propios.

Tipos de implantes de glúteos

Según necesidad o deseo de cada paciente existen dos tipos de implantes de glúteos diferenciados y una nueva técnica recientemente añadida:

  • implantes o prótesis de silicona: Las prótesis o implantes de silicona están ideados para un paciente más delgado y la reconstrucción se practica en la parte superior del glúteo. Se realiza un pequeño corte de aproximadamente 4 cm. en la parte interior de cada glúteo para introducir la silicona. Dichas bases de silicona se presentan en forma oval o redonda y de perfil alto o bajo. Existen varias técnicas de colocación son submuscular, intramuscular y subfascial. Con diferencia a las liposucciones o lipoesculturas, esta colocación de prótesis de silicona facilita sentarse sin causar excesivas molestias.
  • inyección de grasa del paciente: Sí el paciente prefiere no realizar implantes de glúteos de silicona puede considerar la opción de implantes a partir de inyecciones de grasa propia del paciente, ya sea extraída de abdomen, cintura, muslos o espalda. La intervención es más complicada y la recuperación más lenta. Sin embargo, sólo precisa anestesia local, no produce rechazo ni dolor y garantiza un resultado más natural y estético, ya que la grasa es inyectada por el cirujano según cantidades necesarias en las partes requeridas por las nalgas. Incluso las incisuras son de 3 mm. y cicatrizan en tan sólo tres días.
  • técnica de infiltración de ácido hialurónico: La última novedad en la gluteoplastia consiste en infiltrar ácido hialurónico de alta densidad en ambos glúteos. La principal desventaja es que el volumen conseguido es temporal por la reabsorción de ácido hialurónico, sin mencionar su alto coste. Pero tiene una ventaja exclusiva, no precisa de hospitalización ni recuperación molesta

Precios de los implantes de glúteos

Dependiendo de la zona e implantes elegidos, el precio oscila entre 3.000€ y 6.500€. Siempre es recomendable informarse previamente en clínicas especializadas y con cirujanos plásticos expertos en esta técnica y las prótesis utilizadas.

Clínicas de implantes de glúteos

El aumento en demanda de implantes de glúteos por parte de la sociedad ha supuesto para toda clínica especializada en la cirugía estética el adaptarse y actualizarse en sus técnicas en operaciones e implantes. Actualmente es muy fácil recibir información y presupuestos sobre este tipo de intervención. No obstante, se recomienda al interesado consultar a su médico de cabecera o de confianza.

Complicaciones de los implantes de glúteos

Cada implante de prótesis de glúteos de silicona se puede considerar una cirugía plástica sin complicaciones, no obstante siempre teniendo en cuenta que la recuperación para el paciente es pesada, incómoda y algo dolorosa. Aun pudiéndose apreciar buenos resultados desde muy pronto, no es hasta pasadas entre 4 y 6 semanas cuando se podrá apreciar el cambio final.

El post operatorio debe ser seguido minuciosamente por el o los profesionales que han realizado la cirugía plástica al paciente. Aunque no son demostrables enfermedades tras implantes de prótesis en glúteos, la intervención deja hematomas e hinchazón que causan molestias o incluso dolor, el cual se alivia tomando la medicación recetada por el cirujano plástico. Los puntos son extraídos entre la primera y segunda semana, dependiendo de la rapidez de la cicatrización, el cual varía según el organismo de cada uno. Para acelerar el proceso es necesario cumplir ciertas indicaciones:

  • llevar una alimentación saludable
  • obviar el tabaco y bebidas alcohólicas
  • eludir todo esfuerzo físico sobre la parte de glúteos hasta pasados dos meses
  • dormir boca abajo varias semanas
  • evitar sentarse sobre la zona donde se ha implantado la prótesis
  • no conducir durante aproximadamente 10 días

Durante la recuperación es posible que el paciente note asimetrías en el volumen de cada nalga o inflación en la zona del implante de la prótesis, lo cual se aconseja comentar inmediatamente con el cirujano plástico. En muy escasas ocasiones algún paciente ha presentado infecciones durante la primera semana tras el implante de glúteos. En estos casos puede ser necesaria una segunda intervención quirúrgica en la zona.

Artículos relacionados con Implantes de glúteos