Implante mandibular

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

Los implantes mandibulares se utilizan para aumentar el ángulo y el ancho de la mandíbula y su definición. Si se combina con el implante de mentón, permite una completa remodelación del contorno de la mandíbula.

Imagen de implante mandibular

Normalmente son los hombres que desean tener una mandíbula masculina con un aspecto más fuerte, los que se decantan por este tipo de implantes.

El maxilar inferior (mandíbula) es el más fuerte de los huesos faciales. El ángulo de la mandíbula (maxilar inferior) es la zona donde se fija el músculo masetero (músculo de la masticación).

 

La mandíbula está en crecimiento y desarrollo hasta una temprana edad adulta. La mayoría de los problemas relacionados con la reducida definición de la mandíbula (hipoplasia) generalmente se puede detectar en esta edad.

Aunque la parte frontal de la mandíbula pierda gradualmente su densidad y altura con el paso de los años, el ángulo de la mandíbula permanece relativamente constante durante toda la vida adulta.

Una mandíbula definida

La barbilla y el ángulo mandibular determinan la forma de la parte inferior de la cara. La longitud facial y el perfil quedan determinados por la barbilla. La anchura facial y la angularidad quedan determinadas por la posición y la forma del ángulo mandibular.

Normalmente, el ángulo mandibular tiene 110 grados. Si este ángulo se agranda la mandíbula se redondea y suaviza. Por el contrario, los ángulos cortos harán que la mandíbula parezca más angulada.

Además, la distancia entre los dos ángulos inferiores también desempeñan una función estética importante, ya que esta distancia determina la anchura de una tercera parte del inferior de la cara en la vista frontal. Cuanto mayor sea la distancia, más "cuadrada" será la apariencia.

Implantes mandibulares

Los implantes mandibulares se colocan en el ángulo del hueso mandibular, por debajo del músculo masetero. Su forma anatómica les permite disminuir de forma natural el hueso. La firmeza y la forma del implante se refleja a través del músculo y de los tejidos blandos, con la finalidad de mejorar la anchura de la mandíbula y la angularidad. Los implantes mandibulares son personalizados para adaptarse a las necesidades individuales y a las preferencias estéticas de cada paciente.

Técnica quirúrgica

Los implantes se insertan por el interior de la boca (enfoque intra-oral), sin dejar cicatrices visibles. Los implantes se componen o bien de silicona dura o de polietileno poroso de alta densidad. Los implantes de silicona se utilizan para los ajustes más ligeros y moderados. Se colocan en la zona perióstica (entre la mandíbula y la fina lámina superpuesta de tejido). Estos implantes son flexibles, se adaptan a la topografía del hueso y no requieren fijación. Los implantes de polietileno están indicados para cuando se requieren cambios más pronunciados, estos son rígidos y requieren fijación.

Resultados del implante de mandíbula

Los implantes mandibulares son biocompatibles, es decir, que tienen una tasa de tolerancia muy alta. Están diseñados para proporcionar una mejora de la mandíbula a largo plazo y conseguir un aspecto natural. Una adición de un implante de 4 mm en ambos lados (total de 8 mm) se considera un aumento entre ligero y moderado y es suficiente para proporcionar una mejora visible. Las adiciones de forma pueden llegar a ser de entre 10 y12 mm en cada lado, dependiendo de los requisitos de cada paciente.

Las cirugías de implantes mandibulares se asocian con pocas complicaciones. Las operaciones de revisión pueden tener relación con infecciones locales o retoque estético (2-5%). Si fuera necesario retirar el implante, es un paso sencillo.

Valoración: 4.2/5 (21 valoraciones)

Artículos relacionados con Implante mandibular