Implante testicular

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

Existen varias razones por las que tanto en niños como en adultos puede faltar un testículo. Esta falta puede ser de nacimiento o haber tenido que extirparlo por alguna razón.

Las razones para tener que eliminar un testículo o ambos pueden ser varias, como por ejemplo, cuando el paciente es sometido a una cirugía para el cáncer, por lesiones accidentales, por una torsión o por la falta de desarrollo de un testículo normal.

Un testículo artificial, a menudo llamado prótesis testicular, puede ser implantado para restaurar la apariencia normal del escroto y con suerte para restaurar la calidad de vida del paciente.

Implante testicular

Los hombres que sufren una torsión, un cáncer o una lesión traumática de testículo, pueden requerir la extirpación del testículo afectado. Una prótesis de testículo puede restaurar la apariencia y el bienestar de los hombres afectados por estas condiciones.

Los implantes testiculares también pueden ser una opción apropiada para los niños que nacen con torsión de testículos o con criptorquidia. Para los testículos que han sufrido un fallo en el descenso al escroto, lo primero que se debe hacer es buscarlos en la región abdominal que es dónde se forman en el feto e intentar bajarlos al escroto. En ocasiones esto no es posible y los testículos que no han descendido se deben extirpar para evitar un posterior desarrollo de cáncer de testículo.

Por último, los hombres que tienen unos testículos pequeños y que no funcionan correctamente, pueden ser unos buenos candidatos para un implante. Es importante destacar que no se debe poner un implante cuando existe una infección o un cáncer sin tratar. Los implantes de testículos no son un tratamiento alternativo a ninguna enfermedad y tampoco son una preparación para el paciente para someterlo a ningún tratamiento. Es importante recordar que el implante de testículo no funciona como un testículo natural, ya que no produce ni esperma ni hormonas masculinas.

Procedimiento de implante de testículos

Si decides seguir el procedimiento de implante testicular, te debes someter a algunos exámenes rutinarios unas dos semanas antes de la cirugía. Estas pruebas suelen incluir un examen físico general y un análisis de muestras de sangre y de orina.

Hay varios factores que pueden afectar al procedimiento, la recuperación y los resultados. Estos factores deben ser entendidos y discutidos con tu médico antes de iniciar el mismo.

Factores a considerar antes de la cirugía:

  • La salud del paciente en general.
  • Capacidad de curación (estas capacidades pueden verse afectadas por el tabaquismo, el alcohol y los medicamentos).
  • Anteriores de cirugías escrotales.

Factores a tener en cuenta después de la cirugía:

  • Infecciones.
  • Adaptación al implante.
  • La cicatrización de la incisión.
  • Posible endurecimiento de la cápsula que rodea el implante.

La cirugía de implante testicular se puede realizar de forma ambulatoria (sin pernoctación), o puede requerir una hospitalización breve. Dependiendo de cada caso, el cirujano informará al paciente sobre cuál es el enfoque más adecuado. Tu cirujano también determinará si debes recibir anestesia general (estar completamente dormido) o anestesia local durante el procedimiento. Con la anestesia local, estarás despierto, pero en la parte inferior de tu cuerpo no tendrás sensibilidad durante el procedimiento.

Normalmente los procedimientos de implantes testiculares son relativamente simples y pueden durar entre 20 y 40 minutos. Existen diferentes enfoques quirúrgicos aceptados que se pueden utilizar para insertar el implante testicular. El cirujano que lleve tu caso te informará sobre el método que va a utilizar y por qué es la el más idóneo para ti. Es importante saber que en la implantación de prótesis testicular pueden surgir complicaciones que requerirán procedimientos posteriores.

Recuperación tras el implante

Sentirás un poco de incomodidad durante las primeras 24 a 48 horas después de la operación. Es posible que tu médico te recete analgésicos si lo cree conveniente. Es probable que debas mantener los vendajes quirúrgicos en el escroto al menos durante unos días. Lo más probable es que te sientas cansado y tengas el escroto hinchado, blando y sensible al contacto físico durante algún tiempo. Sin embargo, tu capacidad para orinar no debe verse afectada.

Aunque el tiempo de recuperación de cada persona es diferente, deberías ser capaz de reanudar la mayoría de tus actividades diarias entre una semana y diez días. Para realizar actividades extenuantes deberás esperar al menos un mes. Recuerda que debes ser paciente y de no adelantarte al tiempo de recuperación necesario.

Tu médico podrá darte detalles más específicos acerca de tu proceso en la recuperación, incluyendo el tiempo que debes esperar antes de reanudar tu actividad sexual, es posible que también te aconseje acerca de tus necesidades individuales actuales. Si después de colocarte el implante, notas cualquier problema como fiebre, inflamación excesiva del escroto (que tenga un tamaño mucho más grande de lo normal), notas dolor o enrojecimiento en la zona afectada, debes avisar a tu médico de inmediato.

Si debe visitarte otro médico por un asunto diferente, debes avisarle de que llevas un implante testicular para evitar una cirugía adicional e innecesaria. Si no informas a los otros médicos que puedan visitarte que llevas un implante, pueden confundir este dispositivo con una anormalidad testicular y recomendar una cirugía exploratoria.

Riesgos y complicaciones del implante testicular

La cirugía testicular requiere una incisión. Al igual que con cualquier otro procedimiento quirúrgico, existen riesgos tales como infecciones, lenta cicatrización de la herida, acumulación de líquido, formación de hematomas (una acumulación de sangre en el interior del cuerpo causada por una hemorragia interna), hemorragias y posibles reacciones a la anestesia. Estas complicaciones son poco frecuentes. Si se trata de pequeñas áreas afectadas por la acumulación de líquido y hematomas, no hay problema, el líquido y la sangre serán absorbidos por nuestro propio cuerpo.

Además de estos riesgos conocidos, hay preguntas sin respuesta acerca de los implantes de silicona, la mayoría de estos implantes se utilizan como implantes mamarios y están rellenos de gel. Los implantes testiculares son implantes salinos que contienen sólo agua salada. Por lo que algunos de los riesgos que pueden estar asociados con gel de la silicona no tendrán lugar con los implantes salinos. Sin embargo, dado que ambos tipos de implantes tienen una envoltura de goma de silicona podrían estar asociados con ciertos riesgos y complicaciones específicas.

Valoración: 4.8/5 (9 valoraciones)

Artículos relacionados con Implante testicular