Implante de gemelos

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

Los implantes de gemelo (aumento de gemelos) o implantes de pantorrillas consisten en un procedimiento que aumenta el tamaño y la forma de los gemelos.

Implante de gemelos

Muchas personas no están satisfechas con la forma y el tamaño de los músculos de sus gemelos. Hay casos en los que el complejo es tal que incluso evitan el uso de determinadas prendas de vestir con las que quedan expuestas sus piernas. En estos casos, aunque no de forma significativa, el ejercicio intenso puede aumentar el tamaño de los músculos de la pantorrilla en relación con los músculos del muslo que son más grandes.

Los implantes de gemelo también se pueden utilizar para corregir deformidades resultantes de lesiones o enfermedades del nervio que causan un deterioro del músculo. Tales deformaciones incluyen la poliomielitis, pie equinovaro y la espina bífida. Los implantes de pantorrillas, destinados a mejorar estas zonas problemáticas, están hechos de una suave silicona sólida.

Los hombres y las mujeres recurren a los implantes de gemelo por diferentes razones. Mientras que generalmente los hombres desean conseguir una apariencia mayor del músculo, las mujeres se los ponen para obtener un mejor equilibrio anatómico ya que, con el implante, el tamaño de los gemelos queda más proporcionado con el tamaño de los muslos. Tradicionalmente, los culturistas tratan de mejorar la dinámica de este grupo de músculos difíciles de desarrollar. La dificultad para los culturistas en desarrollar este músculo surge debido a la ubicación de la inserción de la parte central del mismo en relación con el hueso. En pocas palabras, su desarrollo depende de la proximidad de la parte central del músculo en relación a la rodilla y el tobillo, por lo que nos podemos pasar toda una vida trabajándolo sin conseguir los resultados esperados.

Por lo general, aquellos individuos que tienen el cuerpo muscular del gemelo situado en una parte más alta de la pantorrilla reciben el nombre de inserción alta. La mayoría experimentan una gran dificultad en desarrollar la masa muscular de la pantorrilla debido a la falta de músculo estriado de la zona. Las personas con una inserción baja por lo general tienen una mejor predisposición genética para conseguir más masa, pero a la vez, carecen de la definición que caracteriza a los que tienen una inserción más alta del músculo. Afortunadamente, los implantes de gemelos pueden resolver ambos casos mediante la adición de la masa y la definición.

Un elemento crítico en la determinación del tamaño y la forma se basa en la habilidad del cirujano en la evaluación correcta de las proporciones. La habilidad para esculpir y colocar adecuadamente el implante también juega un papel muy importante a la hora de anticiparse a cualquier cambio después de la cirugía.

En general, cualquier persona que posea unas condiciones físicas normales o que esté sana puede ser un buen candidato para la cirugía del implante de gemelo.

Procedimiento de los implantes de gemelos

Los implantes de gemelo mejoran la forma y el tamaño de los músculos de la pantorrilla mediante la colocación de los suaves y sólidos implantes de silicona en los bolsillos que cubren los músculos de los gemelos existentes. El músculo del gemelo es un músculo de dos cabezas (una cabeza interior de la zona superior de la pierna y otra cabeza exterior de la misma zona) situado en la parte posterior de la pierna. Este músculo se adhiere a los dos extremos del hueso femoral. Empieza justo por encima de la rodilla y se extiende por la pierna hasta que termina en el tendón del talón de Aquiles.

Estos implantes se pueden colocar en una o en las dos piernas, siempre dependiendo del efecto que el paciente desea obtener. Se colocan a través de pequeñas incisiones en los pliegues de detrás de la rodilla. Una persona puede desear que le agranden sólo la cabeza interna del músculo, la cabeza exterior o incluso ambas cabezas. El resultado es que la musculatura existente parezca más grande y más definida.

En una visita previa a la operación se miden las piernas y se buscan unos implantes estériles de un tamaño apropiado. En el día de la cirugía se duerme al paciente con anestesia general y coloca bocabajo en la mesa de operaciones. Se hace una incisión en la fascia del músculo del gemelo. La fascia es una cubierta fibrosa del mismo músculo. Se utiliza un instrumento especial para crear un bolsillo entre esta fascia y el músculo subyacente. Este bolsillo se hace lo suficientemente grande para que el implante encaje de forma segura. Durante la meticulosa disección se presta especial atención al control de la hemorragia que normalmente suele ser muy escasa. El implante se inserta suavemente en el bolsillo y se utiliza la misma técnica para insertar el segundo implante en la misma pierna. Se examina detenidamente el efecto que causan los implantes en la pierna y si el resultado parece bueno, se cierra la incisión en la fascia con suturas. Se coloca la persona boca arriba y se comienza con la recuperación.

El período de recuperación se puede dividir en la recuperación quirúrgica a corto plazo y en la recuperación cosmética a largo plazo. La recuperación quirúrgica dura una o dos semanas después del procedimiento en sí. Durante este tiempo se instruye a la persona para caminar. Cuando el paciente está acostado o sentado debe tener las piernas en alto ya que reduce la inflamación y, por lo tanto, reduce la incomodidad.

Durante el primer y/o segundo día el paciente debe permanecer en la cama con las piernas elevadas la mayor parte del tiempo. Aún así, puede caminar distancias cortas como por ejemplo para ir al cuarto de baño, aunque siempre lo debe hacer con ayuda. Después de dos días se retira el vendaje y la persona debe comenzar una rutina de ejercicios más vigorosa. Esto permite a los músculos que se acostumbren a los implantes actuales y permite que la piel de las piernas se estire para producir una sensación más cómoda.

Después de retirar el vendaje, la persona puede darse duchas diarias rápidas. Más o menos después de la primera semana la persona operada, por lo general, empieza a sentirse más cómodo con los implantes y es capaz de caminar grandes distancias, incluso si nota las piernas rígidas. Generalmente los pacientes son capaces de caminar con mayor normalidad entre la segunda y tercera semana, pero cada caso es distinto. A partir de este momento, comienza la fase de recuperación a largo plazo.

Es durante la fase de recuperación a largo plazo, que se inicia entre la segunda y tercera semana después de la cirugía, cuando el paciente comienza a caminar de forma más normal y la piel comienza a estirarse y perder su aspecto brillante. Las incisiones pueden haber provocado algunos moretones leves, en esta fase éstos comienzan a desaparecer. La herida se cicatriza durante esta fase. No se deben realizar actividades muy enérgicas como el levantamiento de pesas, ciclismo, correr, etc. en esta fase. Normalmente después de uno o dos meses, el paciente progresa y puede llevar a cabo estas actividades. La recuperación de la persona depende de las molestias o inflamación persistentes y éstas pueden variar de una persona a otra. Si el paciente no ha sufrido complicaciones, generalmente podrá realizar sus actividades habituales y sin restricciones entre uno y dos meses después de la cirugía.

El paciente será capaz de realizar todas sus actividades físicas entre la cuarta y la sexta semana.

En la recuperación quirúrgica nos podemos enfrentar a infecciones, hemorragias, dolor de los nervios y/o dolor muscular, la cojera y la asimetría.

Motivos para los implantes de gemelos

La polio (Poliomielitis), la espina bífida y el pie zambo o pie equino varo son defectos provocados por malformaciones genéticas y/o enfermedades que pueden afectar al hueso y a la musculatura inferior del cuerpo. Aunque los implantes de gemelo no son una cura para estas enfermedades, si que pueden proporcionar un equilibrio anatómico en los casos más leves cuando es necesario. Dependiendo de la extensión del defecto, los implantes de gemelo pueden ayudar. Algunos cirujanos americanos son líderes en este sector ya que han demostrado que son capaces de ayudar a las personas con estas dolencias a conseguir el equilibrio anatómico gracias al uso de los implantes.

Poliomelitis

La poliomielitis es una enfermedad causada por una infección viral. Es altamente contagiosa, invade el sistema nervioso y puede causar una parálisis total. Afecta mayormente a niños menores de cinco años de edad, dejando a menudo una parálisis parcial o completa en las piernas y no tiene cura. Sin embargo, se puede prevenir con una vacuna que durará toda la vida. En el 2002 sólo habían 1.900 casos registrados. Los implantes de gemelo ayudan a los pacientes a conseguir un mayor equilibrio al agrandar el músculo del gemelo.

Espina bífida

La espina bífida es una malformación del tubo neural, un defecto (DTN) que afecta al desarrollo completo del sistema nervioso incluyendo el cerebro, la médula espinal y las estructuras de protección de tejidos. Es un defecto genético de nacimiento. Debido a la naturaleza de la enfermedad, muy a menudo afecta a la movilidad y el paciente puede tener la necesidad de utilizar muletas y aparatos ortopédicos. Los implantes de gemelo pueden aumentar el tamaño de los músculos de la pantorrilla de los paciente cuando hay diferencias entre las dos piernas. Esta diferencia puede estar provocada por el daño en los nervios, el implante puede ayudar a que las piernas tengan una apariencia más equilibrada.

Pie zambo

El pie zambo es un defecto de nacimiento que afecta a la zona de los pies y el tobillo, donde el talón y los dedos pueden girarse hacia el interior. Se han estado documentando médicamente casos de pie zambo durante décadas y aproximadamente el 66% de todos los casos han tenido lugar en niños. Se han utilizado diversos métodos como el yeso para que lentamente se vaya corrigiendo este defecto, poniendo los huesos del pie en una alineación normal. A veces, la enfermedad puede afectar al desarrollo de los músculos de la pantorrilla, dejando un músculo menos desarrollado que el otro. Los implantes de gemelo ayudan a conseguir el equilibrio anatómico natural.

Valoración: 4.2/5 (5 valoraciones)

Artículos relacionados con Implante de gemelos