Implante endooseo

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

Los implantes endoóseos son elementos metálicos que se ubican quirúrgicamente en los huesos maxilares, justamente debajo de las encías. Una vez los implantes están bien colocados, el dentista ya puede poner los dientes de reemplazo sobre ellos.

Imagen de implante endooseo

Los implantes endoóseos para implantes dentales se introducen directamente en el hueso. Es el implante dental más común que se utiliza en odontología. También se conoce como el implante en forma de raíz dental ya que una parte de este tipo de implante dental se coloca dentro del hueso actuando como la raíz del diente natural.

Están disponibles en distintas anchuras que van desde los 3,2 mm a los 7 mm y en diferentes longitudes que van desde los 10 mm a los 18 mm. El ancho y la longitud necesarias son determinados por el dentista dependiendo de la anchura y la altura del hueso y del tipo y el número de dientes que deben ser reemplazados. El proceso de poner el implante dental se puede realizar a través de dos detallados procedimientos, en uno se diferencian dos etapas y en el otro sólo una.

En primer paso consiste en taladrar un orificio en el hueso de acuerdo con el tamaño del implante y a continuación la parte de la raíz del implante dental se inserta en este hueco. A continuación, se suturan las encías y el paciente debe esperar de 2 a 3 meses para que el dentista evalúe si el implante endoóseo ha unido correctamente al hueso. El proceso de fusión del implante con el hueso se denomina osteointegración. Cuando el dentista está seguro de que la osteointegración se ha completado, entonces se inicia el segundo paso. Éste consiste en realizar una pequeña incisión en las encías para poder colocar el implante. Este implante es el que queda expuesto y se debe unir por la parte de apoyo. A continuación, el dentista revisa el resultado y coge la corona y la une con el implante. A algunos dentistas les gusta poner el implante dental endóstico en una misma etapa.

Cuando se pone el implante en una única etapa, la diferencia es que la parte de apoyo del implante se coloca por encima del margen de la encía. Cuando el proceso de curación se ha completado, esta parte de apoyo se une. Con la segunda incisión no queda expuesto el implante dental, ya que va por encima del margen de la encía. La elección del procedimiento depende del dentista. Algunos se sienten más cómodos con el procedimiento en dos pasos y algunos están contentos con el procedimiento de una sola etapa. El éxito y el fracaso de los implantes no depende de esto.

Algunas veces cuando el dentista detecta que la altura ósea no es la ideal para realizar estas cirugías especiales, se deben llevar a cabo ciertos pasos previos. Estos son los siguientes:

  • Injerto de hueso: en el caso de que la altura del hueso sea insuficiente, el dentista tomará hueso de la mandíbula o de la cadera del paciente con la finalidad de realizar un injerto óseo. En algunas ocasiones se puede utilizar un injerto óseo sintético.
  • Regeneración de tejidos: Se puede colocar una membrana artificial cerca del borde del hueso para mejorar la curación adecuada después de haber introducido el injerto de hueso.

Una vez realizadas estas operaciones y la altura y el grosor del hueso sea el ideal, ya se puede colocar el implante dental endoóseo.

Valoración: 3.9/5 (19 valoraciones)

Artículos relacionados con Implante endooseo