Microinjerto capilar

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

El microinjerto es una versión moderna de las técnicas quirúrgicas anteriores que implicaban extraer injertos capilares más grandes y luego trasplantarlos en perforaciones de tamaño similar del cuero cabelludo. Este tipo de injerto se desarrolló en la década de 1950 y se hizo popular en la década de 1970. Por desgracia, estos grandes injertos, a menudo dejaban cicatrices muy marcadas y el pelo volvía a crecer de forma desigual y en filas que a veces recordaban a la cabeza de una muñeca.

Microinjerto capilar

Durante las últimas décadas, esta técnica quirúrgica se mejoró enormemente con los primeros mini-injertos y ahora con la revolucionaria unidad folicular del método de microinjertos.

En lugar de extraer grandes trozos de cabello y colocarlos en filas rectas a través del cuero cabelludo, el microinjerto extrae una pequeña sección de cuero cabelludo de la parte posterior de la cabeza y a continuación el cirujano y sus ayudantes separan unidades foliculares individuales. Estas unidades se insertan en incisiones milimétricas en el cuero cabelludo. Mientras que el mini-injerto extrae de 5 a 10 pelos a la vez, que pueden representar una zona de uno a dos milímetros y medio de diámetro, la unidad folicular que compone cada microinjerto se compone de uno a cuatro pelos.

Al mantener el folículo unido, el cirujano puede disponer de una unidad folicular con menos pelo donante. Al disponer de menos pelo, puede crear una línea de implantación capilar que imite el crecimiento natural del cabello, una vez los folículos hayan sido trasplantados.

Técnica de microinjerto capilar

La técnica para colocar un microinjerto capilar necesita seguir unos determinados pasos que se deben realizar en una misma sesión:

Primer paso: La extracción del pelo

La cirugía de trasplante capilar extrae pelo y folículos de una zona con cabello del cuero cabelludo y los coloca en un área del cuero cabelludo alopécicas. La zona donante es el área del cuero cabelludo de donde se extraen el pelo y los folículos.

Las zonas donantes más frecuentes son las áreas del cuero cabelludo de la parte posterior de la cabeza, la nuca y por encima de las orejas.

La extracción del pelo y de los folículos de la zona donante se llama recolección. La recolección es un procedimiento formado por múltiples pasos que comienza con la planificación y termina cuando el cirujano ya tiene preparado el cabello y los folículos sanos para el trasplante.

Zona de trabajo

La extracción de pelo se realiza bajo anestesia local. Se corta una tira fina de cuero cabelludo de la parte baja de la coronilla.

El tamaño de la tira que se extrae, varía de acuerdo con la zona que se tiene que rellenar. Normalmente, las tiras son aproximadamente de 1 a 1,20 centímetros de ancho y de 10 a 12 centímetros de largo.

No obstante, en los casos en los que hay zonas alopécicas muy grandes, las tiras pueden alcanzar hasta los 25 centímetros de largo o más y se extienden desde una oreja a la otra. No es de extrañar que en estos casos el paciente necesite unos quinientos mil implantes o incluso más.

La franja dónde se ha extraído el pelo, se cose con suturas reabsorbibles para evitar que el paciente tenga que volver a la consulta para que le quiten los puntos.

En unas semanas, dónde estaba la sutura, aparece una fina cicatriz que al estar en medio del cabello es muchas veces indetectable.

Técnica FUE

La FUE (extracción de unidades foliculares) es la técnica que consiste en extraer las unidades foliculares de la nuca bajo anestesia local.

La FUE utiliza un punzón parecido a un bisturí circular para señalar en la piel la unidad folicular, rodeándola con un círculo que debe quedar separado de la unidad folicular por unos 2 milímetros.

La unidad folicular extraída puede se puede utilizar sin llevar a cabo modificaciones o se puede dividir en unidades más pequeñas para realizar el trasplante.

Esta técnica se puede practicar en pacientes con tendencia alopécica que tienen zonas en el cuero cabelludo con pelo. Este pelo se aprovecha para los injertos.

Segundo paso: El corte de los implantes

Posteriormente, los asistentes quirúrgicos diseccionan la franja de la unidad folicular con la ayuda de un microscopio.

El tamaño de los injertos será igual o menor a un milímetro.

La FU se identifica anatómicamente como un pequeña franja que consta de 1 a 4 folículos pilosos. Esta franja consta de 1, 2 o 3 cabellos finos, papilas dérmicas, folículos, glándulas sebáceas y sudoríparas y grasa subcutánea. Los músculos y el tejido conectivo dan apoyo a los folículos pilosos.

Este trabajo de disección se debe realizar con una delicadeza infinita, es un trabajo laborioso, complicado y duro para todo el equipo médico. Para llevar a cabo este trabajo, es necesaria una estructura equipada con medios técnicos y humanos.

Por lo tanto, es necesario insistir en la habilidad de los asistentes, ya que deben utilizar todo su talento para preservar en primer lugar y restablecer en segundo lugar, la organización marcada por el índole de las prioridades.

Tercer paso: El trasplante

Las unidades foliculares se trasplantan en el cuero cabelludo mediante la inserción de ellos en pequeñas incisiones en la piel realizadas con una cuchilla pequeña o una aguja.

La técnica de las micro incisiones hace que sea posible implantar los microinjertos en zonas con cabello, sin dañar los bulbos existentes. Si en vez de micro incisiones, se hicieran micro agujeros, éstos si que podrían destruir los bulbos sanos cercanos a ellos.

Sea cual sea el tipo de calvicie, la técnica de las micro ranuras es con mucha diferencia la mejor técnica que existe, ya que hace posible el acercamiento máximo de los implantes.

Se pueden realizar unas quinientas mil incisiones en una sola visita.

El cabello se implanta en la misma dirección que la implantación inicial, según un eje de 45 grados y con una orientación en el rango del área frontal a partir de un punto central, llamado el remolino. Si no existe, éste también debe ser reconstituido.

La última etapa consiste en la propia colocación de los implantes. En esta fase el cirujano y sus asistentes muestran sus competencias. El equipo ha sido entrenado para transplantar los implantes en las pequeñas incisiones realizadas de antemano.

La realización de esta última etapa requiere un gran conocimiento de la técnica combinándola con velocidad y destreza. En la práctica no se admite ninguna improvisación ya que se deben colocar el mayor número de implantes en el menor tiempo posible.

Nunca se debe olvidar que esta técnica se realiza bajo los efectos de la anestesia local, por lo que se debe finalizar el trabajo antes de que finalice el efecto de los productos anestésicos.

Por lo tanto, las tres etapas de esta técnica son: la extracción del cabello, la preparación de los implantes y el trasplante. Las tres etapas se realizan seguidas y durante la misma operación que puede extenderse a unas cinco o seis horas.

Valoración: 3.8/5 (12 valoraciones)

Artículos relacionados con Microinjerto capilar