Implantes de ácido hialurónico

Implantes

Información sobre prótesis, implantes y tratamientos de estética

Muchos métodos para alcanzar la belleza deseada no se centran únicamente en realizar una operación pasando por el quirófano.

Implantes de ácido hialurónico

Hoy en día las mujeres, y cada vez más hombres, pueden disfrutar de una piel facial tersa y rejuvenecida sin someterse a ninguna operación de cirugía estética.

El tratamiento de estética con implantes faciales de ácido hialurónico, un producto natural y revolucionario, consigue unos resultados impecables en la la piel de la cara.

Qué es el ácido hialurónico

El ácido hialurónico se cataloga como un conjunto de polisacáridos con altas propiedades elásticas y viscosas, es por tanto el generador de la elasticidad de nuestros tejidos y mantiene las características de la juventud en la cara. El 56% del ácido hialurónico presente en nuestro cuerpo se concentra en la piel y según vamos envejeciendo va desapareciendo dando lugar a nuestras arrugas. Pero no sólo la piel contiene ácido hialurónico, se encuentra de igual modo en los tejidos de toda especie animal y en otras partes del organismo humano como pueden ser ojos, cartílagos, huesos, el líquido sinovial o el cordón umbilical, el cual impide que se corte el contacto entre la madre y el feto.

Los implantes faciales de ácido hialurónico se practican sin anestesia y no necesitan de tiempo de reposo o recuperación. Al tratarse de un producto natural y biodegradable se integra de forma natural en la cara y sus resultados dependerán de la rapidez de reabsorción de la piel. El estilo de vida y condiciones medioambientales en las que vive el paciente pueden de igual modo ralentizar los efectos del ácido hialurónico inyectado. Los implantes faciales de ácido hialurónico permite conservar la hidratación y elasticidad de la piel de la cara durante aproximadamente seis meses. La duración siempre será consecuencia de la cantidad inyectada y la técnica utilizada, por ello es muy importante realizar este tipo de implantes faciales informados sobre la profesionalidad de la clínica elegida. Tan sólo en raras ocasiones son necesarios retoques tras una sesión y se conocen algunas reacciones adversas a causa de alergias a las proteínas de pollo o de huevo.

Los implantes faciales de ácido hialurónico se aplica habitualmente en la cara de varias formas y en densidades diferentes adaptadas a cada tipo de piel. La densidad se diferencia por baja, media y alta. Dependiendo del tipo de piel, arruga o implante necesario o deseado, se aplicarán rellenos faciales adecuado al tratamiento necesario para el paciente. Se inyecta con finas jeringuillas directamente en la piel de forma superficial, suave y sencilla, rellenando pliegues y depresiones cutáneas. Es un producto compatible con todos los tejidos, por esta razón no es en absoluto necesario un test de alergia previo al tratamiento.

Tras la aplicación del ácido hialurónico en la cara es posible notar alguna incomodidad o incluso hematomas, pero desaparecerán al paso de pocos días. De hecho podrá volver a su vida habitual en seguida. Obviamente, tras el tratamiento de estética, la piel presenta un leve enrojecimiento, algo de inflamación y decoloración, causando algunas molestias durante unas 48 horas.

Para qué sirve el ácido hialurónico

La utilidad del ácido hialurónico siempre ha sido relacionada con tratamientos de estética o tratamientos de belleza. Sin embargo es conocido también su uso médico, dadas sus propiedades analgésicas y de regeneración celular es usado con excelentes resultados en enfermedades como la artrosis o problemas bucales de encías. Generalmente se utiliza para retocar las arrugas de la cara, líneas de expresión o surcos faciales.

Semejantes a implantes faciales, existen serum, ampollas o cremas de ácido hialurónico que dan muy buenos resultados como tratamientos de belleza. Se usan de forma común y dan un aspecto facial hidratado y joven. Se pueden utilizar tanto de día como de noche pero se aconseja usarla según necesidades de la cara. Las cremas con ácido hialurónico contienen componentes que actúan como barrera entre la piel y agentes externos medioambientales. El serum por su parte tiene una alta agrupación de componentes que se absorben inmediatamente y no dejan restos para generar una reparación en profundidad. Habitualmente se aplica primero el serum y luego la crema. Por otro lado, las ampollas facilitan unos resultados de elasticidad, retención de agua y alisado de arrugas muy favorables para la piel. Cualquiera de estos productos previenen el envejecimiento y la deshidratación. Se crean mediante biotécnica, son de origen vegetal y no contienen sustancias animales ni toxinas.

La decisión final sobre la elección del método de aplicación de los implantes faciales de ácido hialurónico está siempre en manos de cada paciente, pero es recomendable consultar a un especialista para conocer y entender toda necesidad de la cara.

Valoración: 4.2/5 (25 valoraciones)

Artículos relacionados con Implantes de ácido hialurónico